¡Más productividad!

Mayor productividad comercial y de gestión con optimización web y crm

¡Más productividad! - Mayor productividad comercial y de gestión con optimización web y crm

La fiebre de la innovación

¿Basta con querer innovar para innovar?

¿Basta con querer innovar para innovar? ¿Basta que una empresa se proponga ser innovadora para ser innovadora? Quién dice una empresa dice sus directivos o dueños, en el caso de las Pymes.

 

basta!

basta! (Photo credit: massimo ankor)

 

Mi respuesta es NO. Tanto por experiencia como por lógica.

 

Mi experiencia con la innovación Pyme “quiero y no puedo”

Lo digo por experiencia porque hace unos años me ficharon en una Pyme para un puesto clave pues querían innovar  y ponerse al día, y el resultado fue 5 meses de intenso esfuerzo y mi despido por no acabar de encajar en el negocio, entendido como no haberme amoldado a cómo la empresa hace las cosas. Lógico: si te adaptas a la forma en que la empresa hace las cosas luego no podrás innovar.

Tampoco planteé revoluciones drásticas pues sabía que no se podía ni debía. Es más, alguna de las personas ya me comentaban que lo que yo proponía ya lo habían pensado o dicho ellos pero que era desestimado, y que cualquier planteamiento de reforma al final fracasaría.

Y llegamos a lo que es lógico: no puedes cambiar una empresa si los que manejan todos los hilos: directivos y dueños, antes no han hecho una evolución interna, puede ser progresiva pero debe estar ahí y notarse. (Ésta es mi segunda premisa para una innovación de éxito)

Son el tipo de situaciones definidas en el Gatopardo como: “cambiar todo para que nada cambie”. Y sinceramente por ética profesional y personal en ese juego no entro.

Para tu tranquilidad la experiencia me fue muy bien, no me lo tomé mal ni como algo personal, pues en todo momento el trato fue correcto e incluso alguno de ellos se apenó de no poder continuar los cambios que yo proponía. Además no sólo me sirvió para aprender bien la lección, y escribir algunos artículos 😉 sino para decidir más adelante en qué proyectos me interesaba o no entrar, por saber que ya de partida estaban condenados al fracaso, o al éxito.

 

La innovación en la Pyme y emprendedores

Por eso ahora, cada vez que leo en dospuntocerolandia el término innovación me sonrío internamente, y pienso en la cantidad de profesionales y directivos que lo leen y les gusta la promesa (o lo que se promete), pero no se lo creen (ni hacen lo que deberían antes de innovar), y por tanto será sólo un espejismo, un canto al sol que dirían otros. Creo que por eso, y por una vez Rajoy ha hecho algo bien: recortar en I+D en España pues ese dinero no se aprovechará en el país, y hace ahora más falta para pagar cosas más básicas como la educación y la sanidad. (Ojo: con ésto no quiero decir que España no necesite I+D, pero mientras se considere mejor invertir en ladrillo que en neuronas, de nada servirá el I+D, pues en según que cabezas solo habrá ladrillo, no neuronas preparadas).

En la Pyme pasa lo mismo: destinar recursos a I+D, o simplemente a mejorar un producto o servicio si no se están atendiendo bien los clientes ni se hace labor comercial es una dilapidación de recursos. Creo que es más bien al contrario: antes de una mejora en producto o servicio hay que llegar a un buen nivel de actividad de ventas con lo que YA funciona. Luego, cuándo se esté en buena situación económica y financiera, se pueden plantear mejoras. Lo opuesto (innovar sin vender) es como estar desangrándose y pensar en cual sería la mejor solución: acabarás desangrado y si haberte tapado la herida. (Ésta es mi primera premisa para una innovación de éxito).

Ésto lo he visto en varias empresa que he estado, y también en muchas en las que hay amigos míos, sobre todo emprendedores y start-ups: tratar de ir mejorando el producto… sin hacer ventas con algo que YA se vende. Es la famosa parálisis por análisis, o la huida del terreno de las ventas para ocuparse de otro más cómodo, pero infructuoso. Es cómo la rana en el cazo de agua, al final acaba hervida y no se dio cuenta.

Por eso ahora, cada vez que veo la palabra innovación o innovar, recuerdo eso de no innova más el que quiere sino el que puede, y sobre todo el que ha hecho bien ANTES sus deberes.

 

Artículos relacionados


Suscríbete para recibir contenidos exclusivos


Tag:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Page optimized by WP Minify WordPress Plugin