¡Más productividad!

Mayor productividad comercial y de gestión con optimización web y crm

¡Más productividad! - Mayor productividad comercial y de gestión con optimización web y crm

Desmitificando emprendedores y empresas

¡Hazte emprendedor, ten tu propio trabajo y se libre! Pero ¿puede cualquiera hacerse emprendedor y tener su propio trabajo?

Es el mensaje que se escucha desde hace unos años ¡hazte emprendedor! ¿Y al poco de empezar la crisis? Desde la televisión, los periódicos ¡e incluso el Gobierno! Ese mismo Gobierno que asfixia a los mayoritarios emprendedores que son los profesionales libres o “autónomos”. ¡Ten tu propio trabajo!

Efectivamente el emprendedor no tiene jefe, tiene jefes, tantos como clientes: todos ellos quieren unas tareas acabadas con una cierta calidad en un cierto tiempo, y si no lo despiden. Vale que el riesgo se diluye entre la cantidad de clientes, pero para un pequeño emprendedor el riesgo es casi el mismo o mayor…

¿Realmente el emprendedor no tiene jefe?

Desmitificando emprendedores y empresas

Pero por mi propia experiencia sé que lanzarse a emprendedor no es ni tan grato ni tan posible como parece ¿por qué? Veámoslo…

Tal vez al mismo Gobierno le interese que más parados se lancen a la aventura de emprender, aunque no tengan claro en qué, y aunque sea cobrando por adelantado la prestación del paro, y si la cosa no va bien, emigren al extranjero y sigan sin contar como parados…

¿Son realmente válidos los modelos de emprendedores norteamericanos para España? ¿Qué tipo de emprendedores tenemos en éste país? Si te has movido por los círculos emprendedores podrás clasificar a los emprendedores como:

  • Los emprendedores “posibles”: son aquellos que no avanzan ni retroceden. La gran eclosión de su negocio está siempre a la vuelta de la esquina… pero nunca llega. A éstos de los cuales conozco a algunos, les deseo suerte y ánimo para conseguir el éxito de su proyecto.
  • Los emprendedores “imposibles”: vieron con anterioridad todas las oportunidades que otros están lanzando ahora con éxito, pero ellos no lo han hecho nunca, y posiblemente no lo harán jamás, no tienen lo que hay que tener.
  • Los emprendedores “exprimidos”: el Gobiernos los exprime, los clientes se aprovechan de su trabajo gratis, los proveedores les cobran al contado, las incubadoras los abducen y los inversores les roban por una oportunidad…
  • Los emprendedores “exprimidores”: también llamados “exprendedores” porque son emprendedores que viven a base de exprimir a otros emprendedores. También los reconocerás como “emprendedores en serie“, con un glamour fuera de órbita, y codeándose sólo con otros de su calaña, son los peores. Ellos creen (realmente) que hacen lo justo ayudando a esos emprendedores en ciernes, pero aprietan al máximo y a veces más… Lo último que se inventanrán es conseguir emprendedores ilusionados, “comprarles” una gran parte de sus participaciones y venderlas a grandes empresas con una gran plusvalía. Es el nuevo-viejo pelotazo.

Aunque hay casi tantos tipos de emprendedores como tipos de personas, la mayoría cae en uno de esta clasificación. He conocido a muchos y sigo conociendo a otros, pero realmente la historia es casi siempre la misma: una buena idea, ganas de hacerla crecer y mucha ilusión.

Los inversores saben que sólo uno de cada diez proyectos tendrá éxito

Pero siendo realistas y escuchando a los expertos, los inversores, ellos ya saben que sólo uno de cada diez proyectos de negocio tendrá éxito, otros nueve van al agua.

Mark Zuckerberg, founder and CEO of Facebook

¿Es realmente el modelo de emprendedor de EEUU exportable a España?  Mark Zuckerberg, founder and CEO of Facebook (Photo credit: Wikipedia)

Es más, para sacar un nuevo negocio adelante hacen falta varios de éstos ingredientes, si no todos:

  • Un producto o servicio que los clientes aprecien y estén dispuestos a pagar por ello. No hace falta que sea el mega-producto, ni el super-servicio, sólo algo por lo que los clientes quieran pagar, pero no es tan facil como parece.
  • Clientes que paguen. Parece una perogrullada, pero sin pagos no hay posibilidad de pagar proveedores, y mucho menos la nómina del emprendedor ¿o vivirá del aire?
  • Un modelo de negocio que pueda crecer. Muchos emprendedores creen que con sus horas y su conocimiento tendrán suficiente, pero no. Sólo están haciendo un trabajo fuera de una empresa. Y eso tiene poco recorrido en solitario. Además del trabajo en sí hay que ocuparse de muchas otras tareas, como la tarea comercial para buscar clientes, la contabilidad (a menos que le pagues a una gestoría), las operaciones de compra de material, llevar la oficina si puede permitírsela y no digamos de entrevistar y contratar si debe contar con colaboradores…
  • Dinero para sobrevivir mínimo 12 a 18 meses, puede que más. A menos que monte el negocio de las cenizas o las tripas de otra empresa de la que salga con clientes bajo el brazo, el emprendedor tendrá que mantenerse vivo sin ingresos, sólo con lo que ya tenga en su cuenta bancaria. No digamos si ya tiene familia a su cargo… Sí algunos emprendedores han salido de la nada, pero creo que no suele ser lo habitual…
  • Coraje y ganas de seguir adelante aunque las cosas no salgan bien una y otra vez.
  • Saber vender tu proyecto, producto y/o servicio: no sólo a clientes, sino también a tu familia, colaboradores, amigos…

No es que quiera quitar a nadie la idea de emprender, pero creo que hay que saber dónde se mete uno antes de lanzarse. Es más, creo que hay otra opción igual o mejor para la mayoría de personas.

Por que… ¿por qué no trabajar para otro? Creo que debe ser una opción tan válida como ser emprendedor. En un país que se critica tanto al empresario “explotador” tipo, parece que se enaltece al emprendedor, o quizá se le mira con desdén o incluso pena. Cuando en realidad un emprendedor no es más que un empresario en potencia o venido a menos, según se mire. Es curioso también cómo un país que critica tanto al empresario medio, pida tanto empleo que lo deben generar esos mismos empresarios. ¿Por qué no mirarlo de otra forma?

Es más, este país necesita más que nunca trabajadores comprometidos, profesionales que quieran crecer y desarrollarse. Ese tipo de profesionales que son admitidos y deseados en cualquier empresa que se precie, porque son buenos y tratan de mejorar cada día.

Muchas empresas en España están necesitadas de profesionales de nivel, con ganas de renovar y tirar adelante proyectos que ahora languidecen por falta de ideas o simplemente por falta de ímpetu y trabajo bien hecho. Si su empresa actual no los valora no pasa nada, seguro que encontrará otra que sí lo haga y ayuda a hacerla crecer.

¿Este país no necesita tantos emprendedores? ¿No será que necesita trabajadores que quieran emprender en su trabajo, ser mejores y hacerlo mejor cada día?


Suscríbete para recibir contenidos exclusivos


Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Page optimized by WP Minify WordPress Plugin