¡Más productividad!

Mayor productividad comercial y de gestión con optimización web y crm

¡Más productividad! - Mayor productividad comercial y de gestión con optimización web y crm

Copia de seguridad: en la nube o local

Aviso: éste es un artículo para principiantes, sobre la necesidad de hacer copias de seguridad, y en qué soporte es mejor hacer dichas copias. Para usuarios expertos éste artículo puede ser demasiado sencillo. En posteriores artículos analizaremos cómo realizar copias de seguridad, así como las mejores prácticas para realizar dichas copias (políticas de copias de seguridad).

Cuándo trabajas con documentos en el ordenador, ya sean textos, imágenes o archivos de audio o vídeo, sabes lo importante que es que no se pierdan. Desde tus trabajos, a tus recuerdos del verano están en riesgo debido a los inherentes fallos de los ordenadores: disco duro, placa base o un robo pueden hacerte perder esos datos. No en vano, un 66% de los usuarios de Internet han sufrido una seria pérdida de datos en algún momento, un 42% el último año.

Pero ¿como asegurarte de no perder tus preciados datos si el ordenador falla o si te lo roban?

Desde hace tiempo podemos conservar una copia de nuestros archivos. Existen muchas aplicaciones y servicios para hacerlo sencillo, pero ¿cuál utilizar? ¿En disco externo, en la nube o en DVDs?

Veremos qué combinación es mejor para cada caso y por qué, y que estar tranquilos con nuestros archivos seguros es mucho más sencillo de lo que parece.

Copia de seguridad local o en la nube - fallo de disco

El poder de combinar tipos de soportes para nuestras copias distintas

Vale, debemos tener una copia de seguridad de nuestros datos, pero ¿qué soporte debemos elegir? ¿Es mejor tener un disco duro externo, hacer las copias en DVD o mejor en la nube?

Ante todo tenemos que, dependiendo del soporte que elijamos, tendremos mayor o menor facilidad de acceso a nuestros datos, velocidad de recuperación, y probabilidad de fallo del sistema de copias de seguridad.

El disco duro como soporte de copia de seguridad

Cuándo queremos tener los archivos disponibles en cualquier momento, y además queremos un acceso veloz, hoy en día los tenemos en nuestro disco duro interno. Es la solución más económica y rápida. Pero los discos duros fallan mucho más de lo que creemos, y más cuánto más se usan. Un disco duro externo es la solución más rápida de acceso y recuperación, pero tiene la misma probabilidad de fallo que nuestro disco duro interno: demasiado alta. Y ésto es así porque los discos duros habituales son mecánicos y por tanto tienen una probabilidad alta de que el mecanismo falle.

De hecho, y según un estudio de Google sobre los discos duros que usan habitualmente a lo largo de varios años acaban fallando (y Google usa muchos discos duros por la inmensa cantidad de datos que manejan), Google sugiere que se cambien los discos duros cada 3 años. Si aún crees las estadísticas de fiabilidad de los discos duros, lee el artículo de Google anteriormente mencionado.

Nota: según algunos estudios realizados, los discos duros de estado sólido NO son más fiables que los discos duros tradicionales, y los fabricantes de éstos tampoco acaban de aportar suficientes datos para indicar lo contrario.

Los discos ópticos para guardar copias de seguridad

Luego tenemos los DVDs y otros soportes ópticos, si bien su probabilidad de fallo es bastante menor: su capacidad de preservar los datos es de hasta 50 años, la velocidad de acceso es menor también, así como la de recuperación del trabajo para volver a la situación original. El archivado en discos DVDs obliga además a disponer de un sistema de organización de copias complejo (índice de discos por ejemplo) y para finalizar, ocupan bastante espacio físico dónde se guarden, y el riesgo asociado que conlleva (incendio, robo, etc.).

Esperanza de vida de CDs y DVDs IEEE - fallo en discos

Esperanza de vida de CDs y DVDs IEEE – fallo en discos

Finalmente podemos disponer de un servicio de almacenamiento en la nube, existen muchos servicios hoy en día, desde los tradicionales Dropbox, Skydrive o Google Drive, hasta algunos más específicos como Bitcasa (con almacenamiento ILIMITADO a tarifa plana), o Crashplan que te organiza automáticamente la copia y recuperación.

El almacenamiento en la nube para copias de seguridad

Los sistemas de almacenamiento en la nube en realidad están montados a partir de muchos servidores (ordenadores), interconectados y copiando sus datos entre sí: si uno de ellos falla, hay otros que tienen los datos y pueden continuar funcionando. Con ello aseguran una alta fiabilidad y disponibilidad de tus datos. ¿El inconveniente? Que dependes de TU acceso a Internet, y como bien sabes ese puede ser vía tu Smartphone o tu ADSL, con lo cual estás a expensas de la velocidad de tu proveedor de Internet (que en España no suele ser muy alta).

Como vemos cada sistema de almacenamiento tiene sus ventajas e inconvenientes: el disco duro es rápido de acceder pero tiene una tasa de fallos alta (falla mucho), mientras la nube tiene una tasa de fallo muy bajo, pero dependemos de nuestra conexión a Internet. ¿Qué hacemos entonces?

Los expertos recomiendan usar al menos dos de los sistemas, habitualmente un disco duro externo junto a un servicio de copias de seguridad en la nube. ¿Por qué? Matematicamente veremos que el conjunto de ambos reduce la Probabilidad de fallo al mínimo.

Veamos un poco de matemáticas para elegir cual es el mejor sistema (será sencillo, lo prometo):

Si definimos como Phd la probabilidad de fallo de un disco duro, ésta para los discos duros comerciales suele ser de Phd = 0,0288 anual (un 2,88%, o lo que es lo mismo, casi tres discos de cada 100 fallan al año).

En cambio en el caso de la nube, el fallo es de acceso habitualmente: el servidor no está operativo en el momento que queremos. Es por tanto un fallo temporal: cuándo se restablece el acceso volvemos a tener los datos disponibles. En los proveedores de buena calidad ese fallo suele ser de 0,01% anual, la probabilidad de fallo de la nube la podemos definir entonces como Pn y es de Pn = 0,0001.

Si combinamos ambos soportes para nuestras copias de seguridad, tenemos que la Probabilidad de fallo del “sistema de copia de seguridad combinado” Ps es:

Ps = Phd x Pn = 0,0288 x 0,0001 = 0,00000288 (un 0,000288% que como vemos es prácticamente despreciable)

Nota: en la fórmula anterior se multiplican las dos probabilidades debido a la regla de la multiplicación de la Probabilidad.

Realmente es muy baja la probabilidad de fallo del conjunto de copia de seguridad de disco duro externo + nube. Y es que ésta es la clave para estar tranquilos: disponer de una copia cercana y rápidamente accesible, y además una copia en la nube que sea muy segura.

 Como vemos, si sólo evaluamos la fiabilidad, la nube podría ganar al disco duro, pero cuidado, veamos qué más necesitamos hacer.

La diferencia entre los datos de trabajo y la copia de seguridad

Efectivamente, como hemos visto tenemos que compaginar la rapidez con la que podeoms acceder a nuestros datos, con la fiabilidad del sistema que usamos para guardarlos. Una combinación de ambos es lo que suele funcionar mejor.

Para trabajar de forma habitual, debemos tener los datos lo más rápidamente disponibles. Pero también debemos tener un respaldo en caso de que el disco duro falle.

Los sistemas como Dropbox o Google Drive ayudan en éste segundo propósito. Últimamente he probado sistemas que guardan copias en la nube de forma ilimitada como Bitcasa y posiblemente sea la respuesta que muchos buscamos cuándo queremos guardar una segunda copia de seguridad en la nube: muchos datos almacenados de forma remota, y que además podemos compartir cuándo y cómo queramos.

Una reflexión final sobre las copias de seguridad

Como hemos visto, sea mediante un disco duro o mediante la nube, o cualquier otro soporte, las copias de seguridad son vitales para mantener  nuestros datos a salvo y disponibles, y por tanto asegurar nuestra tranquilidad.

Por ello una combinación de varios sistemas, sin complicarnos demasiado la vida es lo que da mejores resultados.

En un próximo artículo veremos varias propuestas sobre cómo tener copias de seguridad de nuestros archivos de forma sencilla, automatizada y organizada. La integridad de los datos de esas copias de seguridad también es importante.  El objetivo final: que las copias se hagan solas, teniendo la seguridad de que se hacen en todo momento, y que si hay algún desastre podamos recuperar nuestros datos sin inconvenientes.

Y volviendo a la reflexión inicial ¿tú haces ya copias de seguridad? Y si es así ¿cómo las haces? ¿Con qué frecuencia las haces?

P.D.: el artículo es un análisis lo más sencillo posible para explicar la necesidad de hacer copias de seguridad, y los soportes más convenientes para ello. Aunque el artículo es lo más riguroso posible, no se pretende sustitutir el consejo de un experto, que será el que deba indicar la mejor opción en cada caso particular.


Suscríbete para recibir contenidos exclusivos


Tag:
  • Deeivid says:

    Muy interesante el articulo. Tambien coincido con lo de guardar datos importantes en dos sitios distintos.

    Respecto a la nube. Tambien se debe tener en cuenta que el host usado puede ser cerrado por el FBI y que si el host esta hospedado en EEUU los datos estan comprometidos (a no ser que se use encriptacion, a poder ser RSA)

    Un ultimo apunte. Sobre los discos duros tambien merencen mencion los discos en estado solido. Los cuales no se si son mas fiables o no a corto plazo, pero a largo plazo son menos fiables al tener mucho mas limitado los ciclos de lectura-escritura. Y en caso de fallo creo que de los magneticos se pueden recuperar mejor las cosas.

    10 August, 2013 at 2:30 pm
    • Francisco Domínguez says:

      Hola Deeivid,

      Gracias por tu comentario. Efectivamente, hoy en día hay que elegir bien el proveedor no sólo por razones de fiabilidad, sino si nos da igual o no que cualquier gobierno de turno fisgue en nuestros datos o incluso pueda hacerlos desaparecer como pasó con Megaupload. El tema de la encriptación también es importante. En un próximo artículo hablaremos de ello 😉

      La tecnología de estado sólido de discos duros aún es bastante reciente y además los fabricantes no dan digamos muchos datos de fiabilidad, por lo que aún es un poco pronto para según qué evaluaciones. Pero sí que a largo plazo no parecen tan fiables, aunque teniendo en cuénta que los podemos reemplazar cada 6 ó 7 años el tema de la fiabilidad es secundario, no tánto el de recuperar datos perdidos porque efectivamente el soporte físico no se presta al mismo tipo de recuperaciones. De nuevo, tener dos soportes distintos para nuestras copias de seguridad parece de las mejores opciones.

      Saludos y seguimos en contacto,
      Francisco

      10 August, 2013 at 6:02 pm
  • canales says:

    Mi felicitacion grande post. Un saludo.

    27 February, 2014 at 2:32 am

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Page optimized by WP Minify WordPress Plugin